En tiempos de coronavirus, la televisión argentina se debió adaptar a la pandemia no solo en su contenido sino también en su formato ya que todos los programas deben respetar una serie de medidas para prevenir los contagios.

Luego de unos meses alejada de la pantalla, Pampita decidió regresar a su ciclo aplicando todos los protocolos necesarios. Además, la modelo debe evitar mucho más contraer la enfermedad que preocupa al mundo porque al estar embarazada se convierte en paciente de riesgo.

Cabe recordar que, al regreso de sus vacaciones en México, ella y su marido, Roberto García Moritán, tuvieron coronavirus y una segunda recaída podría causarle secuelas más graves.

De todas formas, decidió afrontar el desafío y de lunes a viernes conduce "Pampita Online" por cuarto año consecutivo. Para esta nueva temporada una de las primeras personalidades invitadas al ciclo fue Gerardo Romano, quien ya tenía una cita pautada para visitar los estudios en Palermo y ser entrevistado para el programa.

Sin embargo, cuando el actor ingresó al canal no se encontró con lo que esperaba y decidió retirarse antes de salir al aire. A su inesperada salida del estudio, se topó con un periodista de Paparazzi y fue indagado por su repentina decisión.

Pampita y Gerardo Romano en una edición pasada del programa
Pampita y Gerardo Romano en una edición pasada del programa.

Molesto, el artista de 74 años explicó que al llegar se dio cuenta que la producción no cumplió con lo acordado y decidió preservar su salud. "Me fui porque el estudio está lleno de gente y hay un virus que se llama coronavirus", aseguró Romano.

Al ser consultado sobre si estaba enojado con Pampita, respondió: "No, para nada". Por su parte, la presentadora también fue interceptada por la prensa y consultada sobre la actitud de su entrevistado, soltó: "No tengo nada que contestar, hablen con producción. No voy a entrar en polémica ni contestar a nadie".