Adiós a tantos años en el programa de Susana Giménez

Afortunadamente, Antonio Gasalla no dejó que pase demasiado tiempo ni que se arme una “bola de nieve”. La semana pasada, la sección La Pavada del diario "Crónica" había anticipado que el actor haría, como mucho, dos programas más con Susana Giménez, porque tiene propuestas laborales en Estados Unidos y el capocómico decidió hacer uso de una cláusula en su contrato que le permite rescindirlo en cualquier momento, de forma unilateral. Y este domingo, el propio Gasalla lo confirmó.

"Yo tengo la propuesta desde hace varios años de hacer un espectáculo en New Jersey, que tiene la mayor comunidad de argentinos en Estados Unidos, son varias generaciones ya, hay teatros allá que no dan una temporada entera, pero van los Pimpinela y un montón de gente y me vienen pidiendo que yo vaya porque ven la television de aca", le contó a Marcelo Polino en "Ponele la firma".

El artista detalló que "entonces yo hice mi contrato con Susana con la posibilidad de irme para esta época del año", y agregó “con Susana todavía no hablé, pero ella ya lo sabe, porque antes de empezar ya tengo una cláusula diciendo que puedo irme en este momento”.

Por supuesto, se le preguntó por el tan promocionado conflicto con Fátima Florez, a lo que Antonio replicó: “Esto no tiene nada que ver con una mala relación con Fátima, nada que ver. Yo en cuatro años cumplo 80 y trabajo desde los años 60. Una sola vez hubo un problema, cuando hizo Cristina Kirchner y teníamos a Jorge Lanata y ella habló casi todo el tiempo que teníamos para hacer (el sketch) “La empleada pública. En el programa de Susana yo no me entero ni quién viene. Yo esperé que pasara esto para ver hasta cuándo tendríamos posibilidad de hablar”.

Gasalla deja a la diva para irse a Estados Unidos

Muy tranquilo, Gasalla explicó además que con la diva "tenemos muchos años de conocernos, y ella sabía que me podía ir desde que firmé el contrato. No hay que sorprenderse tanto en la vida”. También, el actor manifestó que el sketch “se va con mi contrato", y contó que tiene cuatro películas para filmar en Buenos Aires en los próximos meses.

Acerca de cómo sería la despedida, la idea de la producción es que aparezca como "la Abuela", lo tomen desde la calle entrando al estudio, visitando el camarín de Susana, todo en vivo, y tengan sus diálogos tan divertidos. Por otra parte, se menciona a Lizy Tagliani como posible reemplazante en el humor.