Marcelo Iripino habló por primera vez luego de haber sido operado de urgencia para practicarle un drenaje de pulmones. En diálogo con "La Tapa", el ciclo que conducen Dani Ambrosino y Andrea Bisso, el coreógrafo y bailarín se sumó a la entrevista con su pareja Marcelo Frezzia desde el hospital Británico, donde deberá permanecer internado unos días más y se quebró al aire al hablar del difícil momento que atraviesa.

"La verdad que fue un momento duro para mí, pero la estoy peleando de a poco, quiero agradecerles a todos por la buena onda que me han tirado durante todo este tiempo. Ya voy a tener tiempo de contar bien esto que sirve como experiencia", dijo emocionado.

Luego, Frezzia, pareja de Marcelo hace 31 años, aclaró que estuvo en terapia "no por una cuestión de gravedad sino que por el tipo de operación requería un posterapia con drenaje". En el último mes y medio, el bailarín y su esposo vivieron emociones fuertes por "temas personales", el fallecimiento del papá de Frezzia, un problema de salud de su mamá, una mudanza y el stress por el estreno de "Bien Argentino", obra que protagoniza junto a Noelia Marzol, Adabel Guerrero y Lourdes Sánchez y donde debió ser reemplazado por Mariano Garnero y Facundo Toro.

"En principio todos lo diagnosticaron como una gripe. Tenía tos pero no mucha temperatura, pero el doctor Furman, adonde fue el lunes porque le salió una contractura muscular producto de la tos, para ver si le podía inyectar algo para el dolor, le indicó una tomografía computada y resonancia magnética. Allí resultó que tiene un derrame pleural en el pulmón derecho. En ese momento del Centro de Diagnóstico llamaron al profesional", detalló Frezzia.

Además, puntualizó que "es la primera vez en toda su carrera que suspende una función de teatro. Si tenía un dolor, tomaba algo como ‘fanático del laburo’ que es", relató. "Sufre de pánico, es muy miedoso a los hospitales, es increíble lo que se bancó todo. Él me consolaba a mí. Un genio cómo se bancó terapia también", valoró.

En ese sentido, consideró que Iripino -que también prepara la presentación de su disco- "en 20 días va a estar en el escenario". "Está disfrutando de que no fue algo que no tenga solución", cerró Frezzia.