Marcelo Tinelli brindó una entrevista íntima y habló sobre el futuro del Bailando y lo difícil que fue hacer el programa durante el 2017 en medio del conflicto con Ideas del Sur.

"Estoy con las mismas ganas de siempre. Pasa por una cuestión de ganas, no económicas. Amo la tele, amo la radio, amo los medios", dijo Marcelo.

Además, en una charla con Luis Novaresio en A24, en el ciclo LNE, Tinelli sentenció: "Fue muy fuerte estar en el aire y no estar cobrando. Fue un momento difícil. Costó mucho porque estuvimos cinco meses sin cobrar. ¿Sabés lo que era que la gente venga y me diga no cobro? Yo decía listo, no lo hago más, desaparezco. Pero jamás dije abandono". 

"Me preocupa la supervivencia de los medios. Desde el Estado los ayudaría un poco más", agregó. Y expresó: "Este año vamos a darle más participación a los sueños en el Bailando.  Todavía no está definido el jurado".

Por otra parte, el animador reveló: "Tenemos que tener sueños los argentinos, tenemos que creer. Yo en Bolívar vendía helados. Mi viejo tuvo una enfermedad, era alcohólico, murió de cirrosis. Mi mamá tuvo una esquizofrenia. No tuve nada, y pude llegar a algo. Eso no lo tiene que perder el argentino, el chico que arranca, que estudia”.

"No hice saber mucho de este tema hasta que una revista lo puso en una tapa. Ahí mi mamá se enteró en el año 92 lo que tenía porque yo le había dicho que tenía una depresión severa, no esquizofrenia”.

También, Marcelo opinó: "La gente está preocupada por la realidad del país, muchas veces no le alcanza la plata. Todos me piden ayuda...".