Tiempo atrás, y luego de una década después de su emisión, "Poné a Francella", programa de Guillermo estuvo en el ojo de la tormenta ya que el sketch de "La nena", que realizaba Julieta Prandi, fue considerado sexista. Sin embargo, para el actor "son etapas" de la televisión. 

"Hay ciertas cosas que hoy no se podrían hacer porque está muy sensible todo este tema, y es totalmente lógico que se presente así, que se ponga en primera línea". Además consideró que, en ese sentido, las bromas de Alberto Olmedo "y tantas cosas más" serían mal recibidas en la actualidad.

En diálogo con el programa Modo Sábado, de Radio Nacional, contó: "Dijeron de mi programa que denigraba a la mujer, y no lo veo de esa manera. Al contrario: las actrices del programa (Florencia Peña, Andrea FrigerioCecilia Milone y la misma Prandi, entre otras) tenían un rol protagónico, con buenos papeles".

Además, opinó sobre las problemáticas que generan controversias: "Estoy de acuerdo en muchas cosas aunque a veces se subraya demasiado. Pero amerita el debate, conversar". Y advirtió que "siempre hay extremos", es necesario "traer a la mesa un tema tan sensible".

En ese mismo momento, fue consultado por Juan Darthés, quien enfrenta denuncias de acoso por parte de tres actrices, Natalia Juncos, Anita Coacci y Calu Rivero. "No es lindo lo que debe estar viviendo, sin duda", manifestó el actor.

Luego, disparó contra los medios y periodistas: "Hay una demanda tan grande de parte de ustedes para que todos opinemos de todo y chicos, la verdad, es un dolor de huevos, perdonen la expresión. Hay un tema delicado, sensible, pero cuando no sos protagonista de la situación no está bueno responder tocando de oído. Hay que ser responsable en la respuesta".

Por último, manifestó sobre su colega: "Me gusta tener pruebas y que las denuncias se confirmen y que de verdad sean constadas. Y no me gusta que la gente responda tocando de oído. En una época vos eras inocente hasta que se comprobara su culpabilidad, y ahora sos culpable hasta que demostrás tu inocencia. Esto es lo que me genera enojo. Estoy en la vereda opuesta de condenar a alguien con antelación".