Luego de su separación con el músico Joaquín Vitola, Florencia Torrente se prepara para llevar a cabo un nuevo proyecto cinematográfico junto a su mamá  Araceli González.

En una entrevista, la actriz fue consultada sobre su relación con Nicolás Cabré en 2004, con quien habría terminado muy mal: "¡Ese tema ya pasó! No, no me preguntes de él. Yo andaba por los 18 años y ahora tengo 30…".

Aún así, el periodista no se conformó con esa respuesta e indagó si volvería a trabajar con el actor.

"Como con cualquier persona. Gracias a Dios, no tengo conflicto con nadie en particular. Además, yo en esa época era un bebé, tenía 16, 17 años. Imaginate que ni me acuerdo de lo que hacía a los 16, era muy chiquita. Después de tanto tiempo, las cosas caducan", concluyó en Gente.