Moriá Casán es probablemente una de las figuras más queridas del país, además de una de las más polémicas por expresar siempre lo que piensa más allá del revuelo que sus declaraciones puedan generar.

Luego de su paso por el living de Susana Giménez donde también se encontró, "La One" asistió a "Intrusos" y cómo siempre dio de que hablar.

"Creo que todos tenemos una discapacidad, sino no se explica como estamos como estamos. Yo por mi parte tengo una discapacidad en cuanto a la tolerancia a lo ajeno. Me cuesta querer a la gente, Pienso que hay mucho resentimiento mucho odio, poca lealtad, creo que hay poca gente buena, que se puede tener pocos amigos", comenzó.

Por otro lado, la diva se refirió a la disputa por la temporada con Carmen Barbieri: "No me gustó la propuesta y no quiero compartir nada con nadie, quiero que sea solo el show de Moria". Aunque aclaró también: "Con Carmen está todo muy bien, pero no estoy para eso".

En el mismo sentido la "Lengua Karateka" relató que Cacho Castaña también le pidió que fuera parte de una de sus obras, pero también rechazó la propuesta: "Me di cuenta que no tiene nada que ver que yo aparezca, la gente que lo va a ver a el lo quiere ver a él, no que aparezca yo. Yo le agradezco mucho pero no era para mi".

"Hay que tener cable a tierra y saber lo que uno de debe hacer. Ahora me tengo que priorizar a mi, quiero estar más tiempo con mi hija y mis nietas", agregó.

Por último Moria se refirió a su visita al programa de Susana y aseguró que la rubia "está divina" y tiró un palito para Fátima Florez: "Ayer no tendría que haber entrado, fue un error de producción, no es un sketch que tenes que remar. Creo que hasta ella se sintió incomoda. Lo divertido es que Susana y yo contemos anécdotas, nos conocemos hace 40 años, no debería haber entrado".