Natacha Jaitt desató un verdadero escándalo en la mesa de Mirtha Legrand el sábado por la noche.

En referencia a las causa de abuso a menores en las Inferiores del Club Independiente, la mediática acusó de pedofilia y encubrimiento a periodistas, políticos, religiosos, actores, conductores y productores de televisión.

Entre los nombres pronunciados por Natacha se escuchó el Alejandro Fantino. "El conductor de 'Animales Sueltos' también era cliente de Leo Cohen Arazi", disparó.

Sus declaraciones causaron tanto ruido que Fantino decidió responderle en su programa de radio. 

"Nunca le di bola a las versiones sobre mi sexualidad. A eso siempre me lo tomé en broma. El Polaco Bastía, Luciano Pereyra. Boludeo todo el tiempo con eso. Entiendo que en ese momento era parte del juego de ser público", arrancó Alejandro y agregó: "Ahora las últimas cosas que se juharon sobre mi personas y otros colegas, que empezó en redes, no se cómo decírselos. No sé cómo contestarlo. Si lo contestas, estás avalando algo, no tengo idea de cómo hacerlo. Me excede totalmente". 

 

"¿ Qué tengo que salir aclarar? Es parte de este juego sucio de una Argentina que tiene estas cosas y hay que bancárselas. Te desenfocan, hay que tratar de seguir laburando, mirando el je tuyo que es el laburo y hacer las cosas bien", señaló Fantino.
 
" Está claro que en 'Animales Sueltos' nos metimos con gente complicada y eso te vuelve con cosas como ésta. Y después la cosa se hace más grande. No podes salir a contestas a cada uno que te acusa en redes. Quédense tranquilos, no tengo nada que ver, es una burda operación. Voy a averiguar quién está atrás de esto", explicó el periodista.
 

" No me voy a quedar con quien lo dice. No solucionamos nada, voy a ir con el que armó todo esto. Sigan tirando todo lo que quieran. Estoy tranquilo con mi entereza moral", cerró Fantino.