Ser invitado a la mesa de Mirtha Legrand es sinónimo de haber alcanzado un lugar en el mundo del espectáculo argentino. Para muchos es la invitación más esperada.

Andrea Taboada contó en "Los Ángeles de la Mañana" que un famoso se había robado algo durante el programa. Yanina Latorre le preguntó la magnitud de los hurtado y ahí fue cuando confesó que en su última visita a la diva de los almuerzos se llevó uno de los saleros de la mesa.

El objeto en cuestión es de cerámica blanca, con ribetes dorados y tiene las iniciales de Mirtha.