Él se lo pierde. Diego Maradona eligió quedarse en Dubai para dirigir a su equipo de fútbol en lugar de estar presente en Argentina el día que se casa su hija Dalma.

El "Diez" transmitió en Instagram Live los festejos del triunfo de Al Fujairah, que venció 2-0 a Al Arabi, quedó segundo en la 2° división de Emiratos Árabes y en zona de ascenso. 

Estas imágenes confirmaron que Maradona no tomó el último vuelo que lo podría haber traído este sábado 31 de marzo al país y así poder estar presente en el gran día para Dalma.

Durante la celebración por el triunfo, en el campo de juego le regalaron un ramo de flores a Diego y, lejos de dedicárselo a su hija como pedido de disculpas, se lo dio a su novia, Rocío Oliva, que estaba acompañándolo desde la tribuna.