El domingo 5 de noviembre, Jésica Cirio y Martín Insaurralde se convirtieron en los flamantes padres de Chloé, quien nació por cesárea tras varias horas de trabajo de parto. "Estoy con la bebé abrazada. Fue una noche muy dura. Muy dura. Me emocioné mucho, terminé en una cesárea... y fue muy largo. Terminar recibiendo en mis brazos a Chloé fue lo más maravilloso del mundo", dijo la modelo en comunicación con La Peña de Morfi

Pero el que no tuvo ningún tipo de novedad sobre la beba fue Horacio Cirio, el padre de la conductora. Sin embargo, contó que está feliz por el nacimiento de la nena: "Estoy contento con el nacimiento de mi nieta, a pesar de todo lo de mi hija... estoy orgulloso", dijo y agregó que no entabló comunicación con Jésica: "No le mandé un mensaje porque sé que no lo va a recibir ni le va a llegar. Es una sensación muy rara no poder estar en un momento así,  pero ya me tienen acostumbrado como cuando fue el casamiento, ellos son otro tipo de gente".
 

 

Don Cirio recordó en El Show del Espectáculo, el ciclo que conduce Ulises Jaitt por Radio UrbanaBA,  que cuando su hijo nació, nadie lo llamó. "A nadie le importó si estaba bien, si estaba mal, si lo tuve que tener internado con respirador por las condiciones que pasó mi mujer, por las condiciones que vivíamos por capricho de ellos...nadie me dijo nada ".

El hombre concluyó con unas filosas palabras: "Quiero mi casa, nada más... y que se mueran todos... Burlando, mi ex, todos los chorros malandras que me estafaron, me jodieron y me siguen jodiendo por sus caprichos. Esta gente me cansó bastante". 

El padre de la modelo reclama una casa que dice ser de su pertenencia, ubicada en Lanús. "Esa casa era de mi abuela que había fallecido hacía dos años y ahora Jésica dice que esa casa es de ella. Está en sus manos. Ella maneja la obsecuencia de Fernando Burlando. Me hicieron muchas truchadas", explicó Cirio hace un tiempo atrás.

(La nota a Horacio Cirio, desde el minuto 3:11 hasta el minuto 21:45)