La obra de Santiago Bal, "Cocodrilo, Circo y Varieté" despertó una fuerte polémica debido a los dichos del cómico en el escenario y la actitud que tiene Bal con una vedette. 
 
El sketch que protagoniza junto a Jorgelina Quiles trata de que el capocómico tiene una pulga de mascota que se pierde y aparece en el cuerpo de Quiles, quien está sentada en primera fila. 

 

Para librarse de esta compañera indeseada, la mujer se desviste hasta quedar solo con una vedetina y en topless. Al no poder librarse del insecto, Bal remata: " Hagamos una cosa, señora. Yo le tengo las tet…, sáquese usted la bombacha". 

 

A raíz de las críticas, el productor del show, Omar Suárez, está considerando levantar esta escena polémica.