@perez_daro

Hace algunos días se anunció que en Sagai, asociación argentina que recauda y distribuye los derechos intelectuales de actores y bailarines, hay elecciones por primera vez en 12 años desde el inicio de administración. La conducción oficial “Celeste y blanca”, dirigida por Pepe Soriano y Pablo Echarri, entre otros, se enfrentará a la lista “Lila” en los comicios del 5 de julio que está integrada por Mabel Pesén (candidata a presidenta), Gustavo Bonfigli (vicepresidente), Alfredo Alesandro (protesorero), María Rosa Fugazot y Carlos Mena.

DiarioShow habló con Fugazot, quien contó por qué decidió integrar la lista “Lila”. “No es una guerra. Se trata de sumar, de buscar la mejor manera de manejar lo que tiene que ser un beneficio para todos. No significa pelear con alguien o estar en contra de los demás, es simplemente aportar ideas, otras maneras de moverse, que pueden ser valiosas. Eso significa que debemos trabajar todos, los que están ahora dirigiendo y los que estamos en esta lista nueva. Estoy en contra de lo que es la guerra y la discusión. El mundo sería diferente si tratáramos de aunar fuerzas y ver cómo salimos a flote todos. Si entrás a golpear o derrumbar lo que hizo el otro, en lugar de favorecer, es el cuento de nunca acabar. No crecemos ni aprendemos. En este país, en el cu... del mundo, si no nos encontramos, nos damos la mano y empujamos para adelante, no vamos a salir del pozo jamás”.

María Rosa define que “en lugar de meter política en todo, tenemos que luchar por lo que no tenemos o que queremos conservar. Estoy a favor de los compañeros, de una Sagai de todos, de buscar la manera de que los compañeros que no cobran, puedan hacerlo, y cómo podemos hacer que ese reparto sea equitativo. Yo no guerreo contra mis compañeros porque somos todos iguales. No entiendo por qué nos han puesto en una línea de grieta que al menos para mí no existe. No me gusta la política porque justamente por estas divisiones no la entiendo. Siempre entendí la vida como una manera de sumar. Trabajé 15 años para la Asociación Argentina de Actores cuando no cobrábamos un peso. Con algunos colegas no compartíamos lo mismos pensamientos políticos pero queríamos el bien común. Soy de una época antigua a lo mejor, pero a esta altura de mi vida no estoy para cambiar de bando. No soy ni M, ni K, ni J. Los míos están todos muertos porque yo soy radical de la época de la gente que murió. La política para mí era otra cosa y no tiene nada que ver con la que se manejan todos hoy”.

Sobre algunos de los problemas que urge solucionar, Fugazot declara: “Los doblajistas no cobran lo que les corresponde, y deberían, porque son intérpretes. Entonces es un trabajo que tiene que ser remunerado como en otros países. Hay que integrarlos”.

Sobre las denuncias sobre la mala administración de Sagai, expresa templanza advirtiendo que “si hay algo que está mal, en el momento en el que se encuentre y se pueda documentar, se solucionará, pero no acusar al cohete tampoco, es muy fácil hablar y tirar piedras cuando no tenés una prueba en la mano”.

Sin embargo, expresa claramente que no participa de las asambleas porque “si decís algo en contra te saltan con todo. No tengo ganas de pelearme como si fuésemos enemigos cuando no considero así a mis compañeros. Tengo 75 años, estoy muy mayor para eso”.

Tras finalizar con las grabaciones de “Simona” , la actriz está a punto de grabar un unitario y ensaya la obra “La ratonera” con Hugo Arana, Daniel Miglioranza, Valentina Bassi y gran elenco, para el estreno en el Multitabarís Comafi, próximo a ser inaugurado.

Según cuenta, la felicidad de seguir trabajando para ella significa “una ilusión de seguir peleando por el teatro y la cultura. Los chicos necesitan saber que hubo un mundo antes de ellos y aprender un poco lo que ya pasó para no repetirlo”.