Luciana Salazar está a punto de convertirse en mamá, ya que falta poco para el nacimiento de su hija Matilda, quien llegará al mundo a través de la subrogación de vientre. La rubia firmó un contrato para realizar un reality sobre los momentos previos a su maternidad. 

Luli 

Según consignó el portal Tele Bajo Cero, el reality corre peligro debido a la multiplicidad de críticas que recibió Salazar bajo la temática de "comercialización de la maternidad". La intención de la modelo era retratar la llegada de Matilda, una idea que es moneda corriente en la televisión mundial. 

La gente de su entorno recomendó a la rubia que desista de realizar el programa. Una de las más grandes opositoras es su representante legal Ana Rosenfeld.