Las cantantes mantienen una amistad desde hace tiempo.

Beyoncé es una de las artistas más queridas y seguidas del ambiente de la música. Por eso, todo lo que hace se convierte rápidamente en noticia. Tal como pasó en la noche del jueves 14, cuando la cantante junto a su esposo, Jay C, recorrieron la ciudad de New York.

Luego de cenar, ante la mirada de los curiosos y los paparazzis, la pareja asistió a la gala anual de  Rihanna que beneficia su organización Clara Lionel Foundation. Para la ocasión, la cantante eligió un vestido muy particular y diferente a los que suele utilizar.

Se trata de un vestido verde azulado de seda con abertura frontal y un pronunciado escote, que lejos está de ser la pieza más cara de los prestigiosos diseñadores que la visten habitualmente y mucho más cerca del común de las mujeres que pueden darse el gusto de utilizar el mismo vestido que la artista por solo 165 dólares.

Claro que, al ser una prenda tan sensual se corren ciertos riesgos, como el que le sucedió a Beyoncé cuando quedó a la vista de todos el accesorio poco glamoroso que llevaba debajo. ¡Mirá!