Tras convertirse en padre de Dionisio a través de un vientre subrogado en Estados Unidos, Flavio Mendoza volvió a la Argentina para despedirse de su perro Alex, quien tenía cuatro años y se encontraba muy mal de salud.

Desde hace un tiempo, el coreógrafo se mostraba triste y angustiado por la situación e incluso llegó a pedir dadores de sangre para lograr que su mascota se salve.

Flavio Mendoza y Alex

En su cuenta de Instagram, Flavio publicó una imagen donde se lo ve junto a él y con profundo dolor escribió: "Hoy se fue mi angelito de cuatro patas, estuvo solo casi 4 años conmigo y me hizo tan feliz, pero tan feliz que va a ser difícil vivir sin él. Volví a Argentina para abrazarlo y que pueda irse en paz. Estoy tan aturdido que no sé qué decir".

Luego, expresó: "Tengo que ser fuerte por mi otro bebé, qué loca la vida se va una y viene otra, publico esto porque mucha gente me ayudó, gente que ni conozco y vinieron con sus perritos a donar sangre".

Flavio Mendoza y Alex

"Gracias Alex por darme tanto amor. Lo comprobé los perros viven poco porque vienen a esta vida sabiendo amar, entonces su tiempo aquí es corto, nosotros los seres humanos deberíamos aprender de estos seres maravillosos. En unas horas regreso con mi hijo que está con sus tías dándole todo el amor del mundo, sin mis hermanas no soy nada", y concluyó: "No pierdan el tiempo, amen a las personas tanto como a los animales les aseguro que un animal jamás los va a poner triste ni traicionar", finalizó. 

 

 

Además, lo despidió en "Historias":  "Descansá en paz angelito mío, un día nos volveremos a encontrar. Alex, el perro más bello y bueno del mundo, hoy el cielo ganó un ángel".