Al comienzo de la semana se esperaba que Gerardo Romano fuera uno de los primeros invitados al programa de Pampita en el estreno de su cuarta temporada. Pero antes de poder grabar su participación en el ciclo, el actor se retiró del estudio furioso y dejó plantada a la conductora.

Según explicó en ese momento, se sintió incómodo al ver la cantidad de gente que circulaba en el piso, situación no recomendada en el marco de la pandemia de coronavirus.

Se suponía que su participación en " Pampita Online" sería el primero reportaje presencial de Romano en televisión desde el dictado de la cuarentena porque hasta entonces había extremado las medidas de cuidado para no contagiarse Covid-19.

En un móvil con "Intrusos", el artista brindó más detalles sobre su malestar pero lo que más llamó la atención fue su insólito look frente a las cámaras. Con el pecho al descubierto, anteojos de sol, sombrero de paja y tomando mate, Romano brindó la entrevista.

"Qué calor hace en la casa de Romano", expresó a modo de chiste Adrián Pallares y sus compañeros lo siguieron antes de comenzar la nota. "¿Está en la playa?", preguntó Evelyn Von Brocke. "¿Por qué está en tetillas?", consultó Paula Varela. Mientras que Rodrigo Lussich manifestó: "Es un auténtico Romano. Está más allá del bien y del mal".

Así apareció Gerardo Romano en el móvil con 'Intrusos'
Así apareció Gerardo Romano en el móvil con "Intrusos".

Sobre su desplante en el ciclo de Netf TV, el actor contó: "Desde que empezó la pandemia no hice notas presenciales. Entonces como quiero volver a hacer mi obra 'Un judío común y corriente' tengo que promocionarlo. Ante la insistencia del productor y ante la necesidad, acepté. Pero con la condición de que fuera con poca gente en el piso".

"Entré y el aire del estudio estaba viciado. Sentí como un caldo. Y había un montón de personas. Cerré la puerta y me fui", recordó molesto. Y concluyó: "Pasaron por alto lo que habíamos arreglado. Después salió una chica de producción y me dijo que me quedara. Le expliqué por qué me iba, no tuvo argumentos y me tuvo que dejar ir".