Natacha Jaitt reapareció en un evento público, luego de los escándalos de los últimos meses, por una razón muy particular: Su hijo, Valentino Yospe, fue distinguido en la Legislatura Porteña debido a sus habilidades artísticas.
 
El chico, de 11 años y fruto de la relación de Natacha con el fallecido actor Adrián Yospe, recibió el premio Enzo Pagani, entregado por la asociación civil MOA Internacional. 
 
La modelo, orgullosísima de Valentino, no pudo contener la alegría y se mostró con una sonrisa de oreja a oreja para las cámaras. También asistió al evento su tío Ulises Jaitt. 
Natacha, acompañando a Valentino 

El concurso pretendía premiar a obras de nenes en edad escolar cuyo objetivo era el de formar “ comunidades saludables, con hogares plenos de belleza” y “promover el arte, la familia y la comunidad”, según indicaban las consignas de la competencia. 

La obra recorrerá museos de diversos países como Italia, Francia y España, para luego retornar a la Argentina. 

¡Mirá el video!