La hinchada de Vélez está más caliente que nunca y en esta oportunidad no tiene que ver con los partidos, sino con el pase a Boca de Mauro Zárate, una de las figuras más destacadas del equipo.

En medio del tenso contexto, la que recibe los dardos de la situación es su mujer, Natalie Weber, quien manifestó una gran preocupación por las reiteradas amenazas y agresiones. "Van a matar a mis hijos", disparó la modelo.

Los niños de la pareja, Mía (6) y Roco (2) están en la mira de los fanáticos del club de fútbol. El hecho que más inquietó a Weber fue la amenaza de bomba que ocurrió esta mañana en el jardín de sus hijos, Colegio Cardenal Pironio de Nordelta, el cual tuvo que ser evacuado.  

Jardín del Colegio Cardenal Pironio de Nordelta

Tanto Natalie como el delantero, se encargaron de trascender la denuncia a la policía. 

Además de la molestia de los hinchas y los dirigentes de Vélez, quienes también mostraron su descontento fueron los hermanos del futbolista, Rolando y Ariel Zárate. "Nos traicionó, nos clavó un puñal", había dicho.

Por su parte, Natalie decidió no hablar en público para no encender más el fuego y su marido quien se encargó de hacerlo. "No pensé que iba a llegar a tanto el enojo de la gente, en hacer amenazas o en insultar tanto… Sí lo entiendo. Ahora habrá que esperar un poco a que pase todo y tranquilizar a mi mujer y mis hijos", manifestó el jugador en una entrevista con TyC Sports.

Sin embargo, decidió tranquilizar las aguas y explicar su decisión a través de una carta en Instagram que recibió una catarata de comentarios.

¡Mirá!