Mirtha Legrand además de ser una de las figuras más espléndidas de la televisión argentina es una mujer que vio pasar por la mesa de sus almuerzos a grandes y variadas personalidades, motivo por el cual vivió muchísimas experiencias, desde sorpresas, hasta enojos y peleas.

Sin embargo, la "Chiqui" explicó que por primera vez en 50 años transitó un particular momento que la ruborizó y le provocó carcajadas. 

Todo comenzó cuando uno de los invitados de la diva, Sebastían Wainraich, usó el humor que lo caracteriza y sin tapujos lanzó una simple - aunque sorpresiva - pregunta a la conductora durante la emisión del programa. "Mirtha, ¿vamos a ir a un corte? porque yo tengo ganas de ir al baño sinceramente. ¿O puedo ir ahora?", disparó el cómico.

Sebastían Wainraich

Frente al inesperado pedido, Mirtha le respondió: "Me está hablando en serio o en broma?". Sin pelos en la lengua y con total sinceridad, Wainraich se apuro rápidamente a responder: "No, no, en serio. Lo primero Mirtha, pero son muchas horas".

Divertida y con humor, Mirtha estalló en una carcajada. “Nadie en el aire me había dicho que quería ir al baño. Nunca”, aseguró Legrand.