Graciela Alfano cumple con la cuarentena obligatoria por coronavirus en su departamento y si bien ahora está más tranquila, durante los primeros días la pasó muy mal.

Al no conseguir comida por ningún lado, la actriz comenzó a sufrir ataques de pánico al recordar durísimas situaciones que vivió durante su infancia. 

"Sentí una cosa muy rara", explicó en diálogo con " Intrusos" y detalló: "Psicológicamente sabía que en algún momento iba a conseguir comida, pero en estos momentos después de tanto tiempo de estar aislados hace que en uno broten cosas porque miedos y grietas tenemos todos adentro".

"Yo conté ya que en mi infancia, de los 4 a los 7 años, fui abusada. Pero hay algo que no conté y es que es que de chiquita fui una nena abandonada porque mi padre viajaba y yo lo veía una vez al año. Mi madre estaba conmigo, pero era una persona especial, se olvidaba de mí y había días enteros que yo no comía. Ella a veces pasaba la noche en otro lado. Yo recuerdo días enteros que me mantenía con una lata de leche condensada", reveló emocionada.

Además, contó cómo se las rebuscaba desde pequeña para alimentarse por su propia cuenta: "A los 5 años desarrollé una técnica de agarrar los huevos crudos, porque no podía cocinarlos claro, y les hacía un agujerito de un lado y del otro, y los chupaba por ahí. Crecí esos años en base a leche condensada y a huevos de esa manera. Eso es lo que a mí me pasó y por más que tengo mucha terapia encima estas cosas quedan dentro mío".

Por último Alfano reveló que su madre la sometía a operaciones que no eran necesarias para llamar la atención de su padre. "A los 4 años me operaron de apendicitis y sacaron un apéndice sano. A los 6 me sacaron las amígdalas en una operación con anestesia local, yo estaba despierta y vi como las sacaban por mi boca. Tragué mucha sangre y recuerdo que vomité cuando volví a la cama y estaba sola, las enfermeras me asistían. A los 7 años, se me inflamó la rodilla y mi mamá quería que me corten la pierna izquierda pero me salvó una tía que dijo: ‘Por favor, veamos otro médico’. Si no fuera por eso, yo en este momento estaría sin una pierna", sostuvo.

A pesar del abandono de su madre, Graciela se hizo cargo de ella hasta el día que murió. Al ser consultada por Marcela Tauro sobre si la había podido perdonar, Alfano contestó: "Mi madre está muerta y yo hice en el último momento lo que tenía que hacer, me porté como yo quería. No sé si entendí o perdoné, lo que sí sé es que esas grietas están por más que yo haya hablado con terapeutas". 

Escuchá el desgarrador relato de Graciela Alfano

Ver más productos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

Ver más productos