La exmodelo Delfina Blaquier fue repudiada en las redes sociales luego de compartir imágenes de su hija pintando un caballo con purpurina. Las fotos causaron indignación y la acusaron de maltratar al animal. Por este motivo, hizo un descargo en su cuenta de Instagram.

"Sinceramente pido disculpas si ofendí a alguien. Tengo un cariño y un respeto inmenso por los caballos y mucho contacto con ellos y realmente sé que no hay un verdadero daño. Al contrario, hay un gran amor y un gran respeto mutuo de una niña y un pony donde después se lo baña, se le cuida y se le da mucho cariño", comenzó. 

"En ningún momento el caballo se ve estresado o intranquilo, de ser lo contrario el mismo caballo manifestaría su estado. La pintura no es tóxica y está aprobada para el uso, es de venta libre", agregó. 

"No pretendo tener razón pero sinceramente creo que no cometí ningún pecado. Respeto mucho a los animales. Hemos recibido insultos que no puedo ni repetir. Pero bueno, pido disculpas por haber ofendido a quienes se sintieron así. Habrá que ser más prudente en el futuro", completó.