En contraposición con la versión que se instaló en varios portales de Internet, el emblemático (y mediático) matrimonio constituido por Mariana Nannis y Claudio Paul Cannigia sigue unido y actualmente ocupa la suite que tienen en el fastuoso edificio Faena Hotel, ubicado en la zona de Puerto Madero, desde que este se construyó.

Ayer, precisamente, se había hecho viral la versión periodística que señalaba la ruptura entre el Pájaro y su escandalosa cónyuge, lo que ponía en terreno de conflicto bienes, inmuebles y dinero contante y sonante. Ambos mediáticos continúan con todo en común y el vínculo se mantiene en lo afectivo así como también en lo comercial.

Suelen viajar desde su domicilio de residencia en Marbella en forma separada y sigue siendo de su propiedad el apart que adquirieron desde un primer momento en el citado hotel de Puerto Madero. En tren de hacer circular versiones, se había dicho que el matrimonio estaría atravesando una compleja situación económica que los había obligado a abandonar el citado ámbito y a mudarse a un departamento de características particularmente modestas.

Por otra parte, sus hijos, Charlotte y Alex serán protagonistas especiales mañana, viernes, en el nuevo ciclo que conduce Carolina Ardohain, “Pampita online”, y a su vez se encuentran grabando el capítulo 11 de su ciclo “Cannigia libre”. Con casi 30 años de matrimonio, Mariana y Claudio han atravesado diversas situaciones difíciles en el vínculo de pareja y, a su vez, en las interrelaciones de sus propias familias.

Todo esto ha contribuido a muchas leyendas y versiones que se fueron tejiendo durante todos estos años de convivencia. En definitiva, el matrimonio sigue viento en popa, superando las dificultades contra todo tipo de versiones periodísticas.