Llegó el jueves al país, procedente de Miami, Estados Unidos, Verónica Ojeda junto a su hijo, Dieguito Fernando, tras vivir horas de particular angustia con la internación de su pequeño.

Como se sabe, Dieguito fue internado de urgencia el sábado pasado, cuando presentó un fuerte estado febril, a punto de retornar hacia Buenos Aires. En declaraciones a la prensa que se encontraba en el aeropuerto de Ezeiza, Verónica dijo que “tuvo un combo de problemas de salud. Fue una otitis infecciosa a la que se le sumó un virus y un problema gastrointestinal”.

Luego, con más detalles, la ex pareja de Diego Maradona agregó que “la pasamos muy mal y nos asustamos muchísimo”.

En este sentido, destacó que “verlo a mi hijo con la garganta inflamada, con dolor estomacal y los oídos que le estallaban nos hizo preocupar una barbaridad. Además, porque se encontraba bien, y de repente empezó a evidenciar todos estos síntomas”.

Cuando se le consultó sobre si se pudo saber la causa de este tipo de dolencia, Ojeda comentó: “No, en absoluto, se presume la posibilidad de un virus. Pero nada a ciencia cierta”.

La rubia también contó que “se comunicó toda la gente que se mostró interesada en la salud de mi hijo” aunque cuando le preguntaron puntualmente por su padre, manifestó: “No, en absoluto. Nunca llamó”. Sí confirmó que Matías Morla, el representante legal del 10, se acercó hasta el sanatorio. “Es verdad y valoro mucho su gesto. Se mostró preocupado y se puso a disposición nuestra ante cualquier necesidad e inquietud”.

Pero, la presencia y la actitud de Morla, según el testimonio de Ojeda, fue a nivel personal y no como representante del ex gran jugador internacional.

En charla con el ciclo “Intrusos”, Verónica puntualizó que “Gianinna sí se comunicó con nosotros, aunque no lo hizo Dalma, que en ningún momento intentó conocer a su hermano. Esta ha sido su decisión”. De acuerdo con los últimos informes, Dieguito Fernando se encuentra internado en el Sanatorio de los Arcos y se le siguen realizando diversos estudios y chequeos con el objetivo de poder determinar las causas que motivaron su dolencia.