Jonathan Fabbro está detenido en México por presunto abuso a dos menores de edad, una de ellas su sobrina y ahijada.

En medio del escándalo, Larissa Riquelme, la pareja del futbolista se comunicó con "Nosotros a la Mañana" para defender al acusado y desmentir todas las acusaciones.

"Estamos sin dormir, muy desesperados, muy mal por toda la situación. Si ustedes conocieran a Jony, sabrían que es incapaz de matar siquiera una mosca. Se están diciendo cosas que no sos reales. Ayer lo vi y no se pueden imaginar el dolor uqe tuve, fue insoportable", dijo entre lágrimas.

Sin entrar en mucho detalle, la bomba sexy de Paraguay describió el motivo de su dolor: "No hay palabras que puedan explicar la situación en la que se encuentra… Ustedes no saben cómo está durmiendo, en un lugar horrible. Fue un golpe muy fuerte para mí: me desvanecí cuando lo vi. Él no se merece. No me explico por qué lo hacen, justamente a él que nunca le hizo daño a nadie".

"Creo plenamente en su inocencia, estoy hace 7 años con él. Cuando nos peleamos, él jamás me responde. Simplemente se calla. Nunca me levantó la voz, nunca me levantó la mano. Jamás. ¡Jamás! Es una persona tranquila. Y ayer lo vi desvanecido, arrodillado, llorando me dijo: '¿Por qué a mí? Nunca le hice daño a nadie'", aseguró Riquelme conmocionada.

"Hay acusaciones muy serias contra él...", dijo el conductor del programa, Fabián Dóman, pero enseguida fue interrumpido por la mujer del futbolista: "Supuestas acusaciones, supuestas".

Evitando nombrarla, Larissa reparó en la ahijada de su pareja: "No encuentro aún algo que pueda definir que si hubo (abuso). Lo puedo decir porque conozco al menor y conozco a mi pareja", sostuvo, reafirmando sus dichos al explicar que consultó a "jueces, con fiscales y especialistas en niños abusados".

Larissa se explayó sobre distintas charlas que habría mantenido con la sobrina de Fabbro. "Hace muchos años tuve una conversación con una persona, con una menor -explicó, en referencia a ahijada del futbolista-. Me habló de un romance que tenía con una persona, que estaba enamorada, que quería tener hijos. Tenía siete o ocho años. Como un año o dos (más tarde), ella seguía supuestamente enamorada de una persona, inventando una fantasía en la cabeza de que tenía una relación".

"Yo la había inducido a ella de que eso estaba mal, que uno no puede enamorarse de una persona, que no puede tener hijos con un tío, padrino, sobrino, papá, que eso no existe, que eso no se puede. Y me decía que sí, me decía que supuestamente le pidió para ser su novia, que se besa… (se interrumpe)". Según la modelo, tras haber mantenido estas conversaciones con la nena, decidió consultarlo a Fabbro: "Cuando hablé con la persona con la que supuestamente le había pedido para ser el novio, que la había besado, que le había hecho eso, me dijo que estaba loca, que eso es mentira".

Riquelme también desestimó los chats que el futbolista habría mantenido con la nena, una prueba fundamental: "Son print (impresiones) de mensajes. ¿Quién sabe quién está detrás de esos teléfonos, cuando son print de mensajes?", argumentó. Sí reconoció la existencia de un audio donde "dice una que otras cosas". Pero se negó a dar más detalles porque esa conversación formará parte de la defensa de Fabrro.

noticias relacionadas