Matías Defederico confirmó su separación, por el momento definitiva, de Cinthia Fernández y confesó que le da miedo que ella le inculque odio a sus hijas. Además, contó que su ex lo bloqueó en Whatsapp.

"Se dijeron muchas cosas de mí que no están buenas. Hoy estoy sin laburo, estoy separado y no tengo nada que perder sentándome acá", admitió en "Los Ángeles de la Mañana".

Defederico confesó que "se terminó el amor de parte de los dos". "Tal vez es más difícil para ella asimilarlo. Lo que yo hable con mi expareja, va a morir en mi casa. Pero en privado, siento que se terminó el amor. Hace siete años y medio que estamos juntos, no es algo que pasó el 6 de enero. Este último tiempo no fue fácil en el fútbol, estuve más tiempo solo que con ellas”, detalló.

"Este año que estuvimos juntos, fue la primera vez que estuvimos juntos un año. La convivencia, cosas que venimos arrastrando. Llegó el punto de decir ‘hasta acá’. Las nenas ya saben que nos separamos. Ayer ella habló con mi abogado y le dijo que quiere ponerme días de visitas. La charla final fue la semana pasada, que fui a Carlos Paz. Lo hablamos en la cama, sentados los dos, lloramos los dos y nos dimos un abrazo. Yo también siento cosas por ella, no se van a terminar en un mes y medio”, aseguró.

Además, sostuvo que ya no quiere estar más con Cinthia: "No hay terceros en discordia, de ninguno de los dos. Es algo que vengo pensando mucho”.

Sin embargo, el mayor miedo de Defederico es lo que pueda llegar a pasar con sus hijas. “No me preocupa la relación con mis hijas porque sé cómo soy como padre. Me preocupa que ella tome un odio contra mí y se los inculque a ellas". Andrea Taboada le preguntó si creía que Cinthia se la iba a "hacer difícil" y el futbolista sorprendió al contestar que sí. "Por el enojo del principio. Cinthia tiene eso, que hoy está bien y a la noche te bloquea. No sé cómo va a reaccionar. Hace tres días que no hablábamos, ayer me bloqueó, después me desbloqueó por un rato...”.

Además, confesó que le gustaría estar en el "Bailando": "Lo pensaría. Me defiendo en el baile. Hoy sí, pero si estuviera en un club, no lo pensaría".