El abogado de la familia de Débora Pérez Volpin, Diego Pirota, adelantó el resultado de la autopsia que le realizaron a la fallecida periodista. Según el letrado, en la pericia se confirmó que Débora fue lastimada durante la endoscopia. Este dato confirma las dudas de la familia, que aseguraba que hubo mala praxis por parte del Sanatorio de la Trinidad, y por ello Enrique Sacco había denunciado a la empresa de salud.

Si bien todavía deben realizarse más estudios, estos primeros datos son determinantes y lo que se conozca de ahora en más, no cambiará estas conclusiones. En una entrevista, Pirota comentó que "si bien la congestión y el edema pulmonar son la expresión final de una falla cardíaca, la misma es la consecuencia del barotrauma generado por el neumomediastino y el neumoperitoneo, los cuales estarían en relación con las maniobras instrumentales endoscópicas practicadas en la vía digestiva dado el hallazgo de las lesiones descriptas en esófago y estómago. Se aguardan los resultados de la anatomía patológica para dar mayores detalles respecto de la existencia de perforaciones completas".

La conclusión de la pericia es que es "la causa de la muerte determinada fue la congestión y el edema pulmonar, neumomediastino y neumoperitoneo".

La noticia del fallecimiento de Pérez Volpin sacudió a la prensa y la opinión pública en general, pues la periodista no padecía ninguna enfermedad y a pocas horas de su internación, tras un estudio que era rutinario, se informó sobre su deceso.

Pérez Volpin murió el 6 de febrero en el Sanatorio de la Trinidad, tras ingresar en la guardia por un dolor abdominal. Los especialistas comenzaron a realizarle estudios para identificar la causa, entre ellos, la endoscopia. No bien comenzó el procedimiento, sufrió un paro cardiorrespiratorio del que no pudieron recuperarla.