Luego de confirmarse su participación en "El Marginal", Dalma Maradona se sinceró acerca de su vida privada y recordó su paso por la universidad y la trayectoria de su carrera. Además, reveló cómo se siente por ser reconocida como la hija de Diego Maradona.

La actriz estudió en la Universidad Nacional de las Artes y en comunicación con Catalina Dugli por la Once Diez recordó una insólita anécdota durante una de sus clases con un profesor que no podía creer que se encontrara en el aula: "Leyó mi nombre y volvió a preguntar. Lo repitió como dos o tres veces y yo casi me muero de la vergüenza. Mis compañeros y amigos se reían. Me decían ‘vos sos la única a la que le puede pasar eso".

Al mismo tiempo, la joven reconoció que nunca quiso sacar provecho de su apellido para forjar su carrera mediática y aseguró: "Para mí no existía tener una carrera de otra forma. De chica me hacía problema por lo que podían llegar a decir, pero entiendo que hay mucha gente que le pueda gustar y que hay muchos que no. Estoy tranquila sabiendo que estudié y que me preparé".

Y contó también que junto a su hermana Gianinna fueron criadas "con los pies en la tierra" por el Diez y Claudia Villafañe. Además remarcó: "La autoexigencia siempre vino más de mí que de mis papás".

"A mí me vino una fama que yo no decidí ni elegí. Lo tengo que aceptar y ver qué puedo hacer con eso. Si a mí me llaman de un programa y me dicen que alguien dijo algo o se quiere pelear, no sé si es lo que más me interesa. Si es para poder hablar de mi trabajo, me interesa más", reveló Dalma a corazón abierto.

También se refirió a su maternidad con Roma, fruto de su relación con Andrés Caldarelli: "La maternidad a mí al principio me costó muchísimo. Ahora mi hija ya tiene dos años, es otra historia".

Dalma Maradona con su hija y su marido
Dalma Maradona con su hija y su marido

En ese mismo sentido contó detalles de la serie de Sebastián Ortega: "El otro día para filmar me fui a las 6 de la mañana de mi casa y volví a las 6 de la tarde. Me agarra un toque la culpa, pero también entiendo, y es una charla que también tengo con mi marido, que nosotros queremos que nuestra hija tenga padres felices".