El odio entre Ivana Icardi y Wanda Nara no es un secreto. La hermana del jugador dejó bien en claro en sus redes sociales el enojo que tiene hacia su cuñada. Si bien sus polémicas declaraciones la alejaron de su familia, también la ayudaron a ganar dinero.

Ivana ingresó a la casa de Gran Hermano italiana y cobra una importante suma de dinero cada vez que habla de Wanda. El dato lo reveló Ana Rosenfeld, abogada de la rubia, quien aseguró que hace dos meses se inició una "especie de denuncia penal por su imagen afectada por la difamación de Ivana Icardi con cosas que no son reales". 

"A diferencia de la Argentina, por cada vez que Ivana está en un programa, nos llegó que cobra cuatro mil euros, por lo cual inventa cosas para volver a ser llamada", explicó la letrada en "Los Ángeles de la Mañana".

"Ella inventa sobre Wanda, que tiene pantalla todos los días en Italia, y de Mauro, que juega al fútbo. Cerremos el derecho de difamar, de inventar, de no ser nadie y colgarse de otro para tener presencia en los medios. Si Ivana es convocada por ella, bienvenido sea. Que la llamen por eso, no por sacar trapitos al sol", aseguró Rosenfeld. 

Harta, Wanda decidió tomar medidas legales. "Después del enésimo e injustificado ataque televisivo sufrido en el curso del programa Gran Hermano, la señora Wanda Nara considera oportuno comunicar que, en los últimos meses, ha demandado a la señora Ivana Icardi por difamación", escribió en Twitter días atrás.