Tenemos la suerte de vivir en un país de talentosos e ingeniosos artistas. Es por ello que Argentina siempre ha sido cuna de comediantes y capocómicos, por lo que el humor es cosa seria. Atravesados diariamente por lo que sucede en materia política y económica, la comedia popular está, además, ligada a la coyuntura. Por eso es que el humor debe ser libre. Pero, ¿qué pasa cuando comienzan a poner condiciones a los comediantes? Es lo que contó Martín Bossi en “Almorzando con Mirtha Legrand” ayer al mediodía, cuando la animadora le preguntó si era cierto que el presidente Mauricio Macri le había pedido que cambie algo en su forma de interpretarlo.

“Pongo caras porque estás picante y después estoy en todos los portales”, comenzó respondiendo Bossi, mientras gesticulaba, descolocado. De buen humor, pero quizás un poco presionado por la pregunta, el cómico, que tiene muchos años de trabajo en el medio, y ha representado a varios políticos, aseguró: “Un día me pidió que no lo haga tan cheto. Pasa que no tengo otra forma. Él habla así, no tengo otra”, explicó el humorista, emulando la manera de hablar del primer mandatario. Pero Macri no fue el único presidente que tuvo exigencias: “Me llama el Chato Prada y me dice ‘mirá, me llaman de la presidencia...’. Yo era inconsciente y salía a hacer de Cristina y tocaba un poco la doctrina peronista. Pero lo que le molestaba era que yo la estaba haciendo sin tacos”, señaló el artista. Además, reflexionó sobre el reflejo humorístico de la actualidad: “Hace muchos de esto, era otro país. Había más comodidad para hacer humor político, no había tanta agresión. Pero no lo digo por lo político, sino porque fuimos perdiendo el humor”.

Seguramente por una cuestión de imagen, que en teoría parece más inocente que la censura, el hecho de sugerir a un comediante cómo es que debe hacer su trabajo puede generar una incomodidad que se aleja de la libertad para hacer humor porque lo limita.

En la mesa también estaba Álvaro Navia, que desde hace tiempo encontró un gran personaje en ”Polémica en el bar”. Con “Albertito” logra imitaciones pero a la vez parodias sobre la actualidad. Se hizo viral su actuación como “Jimena Barón B”, en donde resignificó “La cobra”, como una canción sobre el FMI.

Sobre su pasado en “VideoMatch” como humorista, aseguró que “a nosotros nunca nos llamaron para decir qué teníamos que decir”, y sobre su presente en la mesa más famosa de la televisión, expresó que “trato de no fomentar la violencia ni la grieta, quiero que la gente se divierta”.

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos