Yanina Latorre pasó de la preocupación a la alegría absoluta. El pasado 3 de abril la panelista de "Los ángeles de la mañana" se sometió a una cirugía donde le extrajeron unas microcalcificaciones mamarias. Y hace pocos horas recibió los esperados resultados.

"Era benigno lo que me sacaron. Estoy feliz de la vida, ¡feliz!", manifestó Yanina a su compañero Marcelo Polino eRadio Mitre.

La panelista compartió la angustia que vivió durante ese tiempo entre la cirugía y los resultados de los análisis. "La verdad es que durante dos semanas creí que me moría de cáncer. Cuando te dicen esas cosas y tenés 50 años… Estuve dos semanas diciéndole a Diego (Latorre, su marido): '¿Quién va a cuidar a los chicos?'. Me 'malviajé' mal", recordó. 

Yanina y Diego Latorre.

"Después de la operación me tomé una licencia de una semana: el médico me dijo que me quedara en la cama. Me lo sacaron y salió todo bárbaro, pero me quedé con mucha angustia", reveló Latorre.

Aprovechando el tiempo radial, Yanina contó detalladamente cómo fue todo el proceso: desde que se lo detectó hasta la extirpación de las microcalcificaciones.

"No me palpé, no me toqué. Es una cosa muy pequeñita que se empieza a dar, que es lo que se forma, digamos, antes de un tumorcito o de un bulto", explicó Yanina, que se hizo la mamografía en febrero.

Yanina, feliz con los resultados de la biopsia en su mama izquierda.

"Las mamografías están numeradas. El 1 y 2 es normal; el 3 es que ya estás más grande y hay que estudiarlas más seguido. El 5 es casi cáncer, y el 6 es cuando tenés cáncer. A mí me dio 4, que es dudosa", recordó. Rápidamente siguieron más estudios clínicos aún cuando "no tenía dolor y estaba perfecta".

"No soy ni hipocondríaca, pero me asusté".

"Las microcalcificaciones puede ser benignas o malignas, y pueden ser heterogéneas u homogéneas. Cuando son homogéneas no pasa nada, te las dejan. Pero las mías eran heterogéneas, que son las dudosas", contó. Y confesó: "Es muy duro cuando te enfrentás a esto y no sabés. Mi médico me decía que tuviera tranquilidad, que de cada 10 mujeres dos tienen cáncer. Y vos decís: '¿Por qué no voy a estar yo dentro de esas dos?'. No soy ni hipocondríaca, pero me asusté"

Llegó entonces el último estudio: la punción. "Te sacan un poquito para mandar a biopsiar. Pero no se pudo hacer. Tengo prótesis, y cuando es así los estudios de las mamas son más complicados. Además, al ser tan flaquita, no tengo mucha glándula mamaria ni grasa; entonces, no había ningún lugar de grasa donde meter la aguja para pinchar, y corría el riesgo de pinchar la prótesis y que sea todo peor", relató Yanina.

Luego de la cirugía, la panelista estuvo "súper caída" en la cama durante una semana: "Le tengo pánico a la anestesia general. Cuando llegué al quirófano me sentí el ser más solo del mundo. Estuve tres días muy caída, y era todo por estrés: te abren, te cierran, te despertás".

Con el resultado positivo de los estudios en las manos, Yanina revela la preocupación que atravesó junto a Diego.

"Fue espantoso. Mi marido estaba asustadísimo. Vos ponés el cuerpo, pero me imagino que él tendría 20 mil miedos".

"Fue espantoso. Mi marido estaba asustadísimo. Ahora Diego está más relajado que yo. Vos ponés el cuerpo, pero me imagino que él tendría 20 mil miedos. Aparte los hombres son más miedosos que nosotras", dijo.

Al mejor estilo Tita Merello, Yanina cerró su relato con un mensaje para las mujeres: "No dejen de hacerse mamografías. A partir de los 38, 40 años, es todos los años. Y es una pavada".

Ver más productos

San Juan de Capistrano

La Iglesia recuerda a San Juan de Capistrano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Cronishop: una manera sencilla de comprar

Cronishop: una manera sencilla de comprar

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Como atraer a los Millennials al mundo del vino?

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos