El amigo de Fernando Peña, Diego Scott, publicó en su cuenta de Twitter una carta que el artista fallecido le entregó a Magda, la hija de una pareja amiga, cuando nació en 2003. Pero tenía una condición para que la joven la leyera y era que cumpliera 15 años. Además, la acompañó con una botella de vino. 

El motivo por el cual Scott la subió a sus redes se debió a que ayer, 31 de enero, el artista hubiera cumplido 55 años.

El manuscrito contenía las siguientes conmovedoras palabras: 

"Querida Magdalena: Yo no sé adónde estaré para cuando tomes este vino. Me llamo  Fernando Peña y soy o era amigo de tus padres. Te pongo era porque a lo mejor para cuando la abras, ya estoy muerto (puede suceder)”, escribió Peña.

Luego continuó: “Espero que hayas entendido algo de lo difícil que es vivir para tus primeros quince años. Falta, es más nunca se deja de aprender”, y concluyó de una manera especial: “Sé siempre fiel a lo que quieras, escuchá solamente a tu corazón y no dejes que un hombre te robe el amor que te tenés por vos misma. Suerte”.

Scott destacó esa última frase y llamó a usarla como bandera feminista.

 
Durante el año que escribió la carta en 2003, Fernando se había recuperado de un linfoma en el riñón y era portador de HIV. Además brillaba en su porgrama radial “El Parquímetro” y llenaba una sala del Paseo La Plaza con “Esquizopeña: El Musical”.