El financista Leonardo Fariña fue condenado este jueves a cuatro años de prisión por "evasión agravada" por 12 millones de dólares a raíz de la compra de un campo en Mendoza para el detenido Lázaro Báez.

Por su parte, el condenado apuntó a Cristina Kirchner, a Echegaray y a otros ex funcionarios como el ya detenido Julio De Vido al sostener que había una "estructura que iba de la ex presidenta para abajo" 

Además, el ex de Karina Jelinek aseguró que "los mayores responsables aún no fueron enjuiciados" y aludió a la ex presidenta al recordar que está procesada como supuesta "jefa de una asociación ilícita".

Si bien el empresario ya fue condenado, no irá preso hasta que la pena quede firme en las instancias de apelación y además deberán computarse los poco más de dos años que pasó detenido ya en esta causa.

El Tribunal Oral en lo Penal Económico 1 condenó a Fariña al término de un juicio oral como autor del delito de evasión de 4.620.000 pesos al IVA y 7.700.000 en impuesto a las ganancias en el 2010 en la operación de compra del campo en Mendoza.

Además los jueces Claudio Gutiérrez de la Cárcova, Jorge Pisarenco y Susana Pellet Lastra habilitaron a la fiscal de juicio, Claudia Barbieri, a acceder a todas las constancias del debate para formular las denuncias que considere pertinentes, entre ellas contra la AFIP por supuesto encubrimiento durante la gestión de Echegaray.

También se la habilitó como había pedido en su alegato a requerir que se investigue el origen del dinero usado para la compra del campo en la localidad mendocina de Tunuyán.
En su alegato final la fiscal del caso Claudia Barbieri había pedido cuatro años de prisión mientras que la AFIP solicitó 7 años.

El campo de 3.000 hectáreas en Tunuyán, Mendoza, fue comprado en diciembre de 2010 por cinco millones de dólares y vendido dos años más tarde por menos de dos millones, en una operación que el Tribunal también ordenó investigar para determinar si hubo evasión.

En el juicio, Fariña sostuvo que compró el campo para Báez, de quien era la plata para esa adquisición. Pero la fiscal y la AFIP señalaron que tanto la escritura de compra como la presentación ante el registro de la propiedad se hicieron a nombre de Fariña y que por lo tanto el campo era suyo.