El jueves pasado, falleció el hijo de Raúl Lavié y Pinky, Leo Satragno, luego de larga lucha contra un cáncer de intestino.   

Su muerte dejó un gran vacío en sus padres y en su familia. Sin embargo, la vida continúa y Lavie, horas más tarde, decidió subir al escenario para llevar a cabo su función de "La Jaula de las Locas" junto a Nito Artaza y Cecilia Milone, en Mar del Plata.  

En diálogo con "Los Ángeles de la Mañana", el actor habló de la muerte de su hijo: "El día anterior pude despedirme de Leo, estuvimos hablando, nos dijimos lo que nos teníamos que decir. Él era todo amor y le agradezco todo lo bueno de su vida. Fue una conversación difícil, por supuesto. Esa misma noche tomé un micro para Buenos Aires y él ya estaba inconsciente. Llegó su mamá y los tres estuvimos un rato largo juntos, creo que eso aceleró su partida". 

 

Y continuó conmovido: "Yo después decidí hacer la función como corresponde, porque yo tengo respeto por mi trabajo, por la gente, por mis compañeros. Creo que es la mejor terapia para superar un momento muy difícil, porque uno está preparado para despedir a sus padres y nunca para despedir a un hijo".

"Pero creo que esas son otras de las grandes cosas que nos pasan en la vida y que uno debe afrontar y seguir adelante, porque es la única forma de seguir bien y satisfecho con uno mismo", concluyó con profundo dolor.