Hace pocos días, Cinthia Fernández contó el mal momento que atraviesa con su marido Matías Defederico. Pese a la tormenta que azota a la pareja, la vedette ya piensa en una reconciliación. "Estamos en una crisis y de mi parte quiero arreglarlo. Si hay amor, creo que se puede. Siempre luché por mi familia. Pasé por momentos espantosos y siempre la peleé por nosotros y por nuestras hijas", relató durante una entrevista a Revista Pronto.

Por otro lado, contó cómo viven sus hijas esta situación: "Ellas están bien, pero por momentos lo extrañan tanto al padre que lo tengo que llamar. Nosotros estamos en una situación muy incómoda y es todo muy difícil".

También se refirió a la poca comunicación que tienen con el futbolista: "Con Matías tenemos un diálogo mínimo, solo por las nenas. Si nos preguntamos cómo estamos, empezamos a discutir y por eso preferimos hablar lo justo y necesario. Los dos tenemos errores y cuestiones por resolver, así que lo mejor es que nos calmemos", y continuó: "Nuestros errores no son por terceros, porque siempre le eché la culpa a él y esta vez no hubo infidelidades".

Por último, la bailarina de manera cautelosa explicó los factores que influyeron en la crisis: "Reconozco que uno va guardando cosas por miedo a pelearse y al final terminás explotando. Nos pasó eso; no hay muchas más vuelta. ¿Si fue por un desgaste? Entiendo que al hacer pública esta crisis, tengo que enfrentar a la prensa y dar explicaciones. Pero no voy a ventilar los detalles. No voy a decir por qué esto, por qué lo otro; hay un límite. Nosotros las pasamos todas y tenemos una vida muy movida. Pero yo lo amo, él me ama y la voy a pelear a muerte", concluyó la morocha. 

Otros tiempo, cuando la pareja estaba bien.
En plenas vacaciones con sus hijas Francesca, Charis y Bella.