En medio del escándalo por las denuncias de Milita Bora, Chano Charpentier se internó por motus propio en una clínica de rehabilitación adventista de Entre Ríos

El exlíder de "Tan Biónica" ingresó al Centro Adventista de Vida Sana Puiggari para llegar bien a su presentación el 9 de mayo en el Gran Rex de "El Otro", su primer disco como solista. 

Sin hacer referencia a las adicciones del cantante, su manager Maximiliano Rodríguez advirtió en diálogo con "La Viola" : "Fue a bajar las revoluciones, a acomodar ideas y agarrar hábitos deportivos". 

El músico se acercó a un centro de rehabilitación por voluntad propia.

El motivo de su internación se debe a proporcionar un mejoramiento en el funcionamiento del cuerpo como de la mente y en la "relación que existe entre ambas". A su vez, el centro que tiene como fundadores a dos pastores adventistas hace más de treinta años, tiene un enfoque espiritual. 

Por otra parte, el costo de la internación oscila entre los mil quinientos pesos por día y los programas de tratamiento de estrés duran una semana, mientras que los relacionados a las adicciones puenden extenderse a los 14 días. 

Chano entiende que debe recomponer el equilibrio entre su cuerpo y mente para su próximo show.