Ante el aumento de casos de coronavirus en Argentina, los anfitriones, Stefi Roitman y Ricky Montaner, decidieron testear a todos los invitados antes de que ingresen a la fiesta. El objetivo de esto es poder festejar tranquilos y sin ningún tipo de riesgo de contagio. 

Frente a esto, un invitado, que hasta el momento se desconoce quiénes son, dio positivo de COVID-19. Fue la misma seguridad del predio quiénes lo escoltaron para que se retire y regrese a su hogar para poder realizar el aislamiento obligatorio dispuesto por el Ministerio de Salud. 

La noticia la dio a conocer Maite Peñoñori a través de sus redes sociales. Ella está muy atenta a todo lo que está sucediendo en el casamiento del hijo de Ricardo Montaner ya que está cubriendo desde la puerta del salón. A pesar de que no se sabe mucho de está mega fiesta, contará con más de 600 invitados, entre ellos artistas nacionales e internacionales. 

Asimismo, los invitados no podrán contar con sus teléfonos celulares en la fiesta para que no se filtre nada de lo que sucede dentro. La idea de esto es que los novios muestran el detalle de todo en un reality que tienen pensado sacar más adelante. 

Stefi Roitman y Ricky Montaner en Buenos Aires ultimando los detalles para la boda.
Stefi Roitman y Ricky Montaner en Buenos Aires ultimando los detalles para la boda.

Todos los invitados están compartiendo sus looks en sus redes sociales y muy pronto deberán dejar los celulares ya que esas son las reglas de la fiesta. Poco a poco, se irán conociendo detalles de la tan esperada boda.