Carmen Barbieri se refirió a la separación de su hijo, Federico Bal, y fue muy dura con Laurita Fernández. "Lo que a Laura le molesta no me interesa, especialmente de ellos no pienso, ni opinó más nada, Laura me cae muy bien. No tiene que enojarse, porque nunca hablé mal de ella. No me importa el entorno ni el contorno de Laurita", aseguró la capocómica a "Los Ángeles de la mañana".

Justamente días atrás, la bailarina había dicho que no le importaba nada del entorno de Fede al enterarse que su ex suegra había hablado de su separación. 

''No fui suegra porque no tuve la oportunidad de serlo, ni mala, ni buena suegra porque una suegra es parte de la familia", disparó Carmen. 

Además, habló sobre el supuesto romance de su hijo con Becky Vázquez, bailarina de Magnífica, obra que encabeza. ''Ella me dijo: 'No sabes lo mal que la estoy pasando'. No quiero ni mirarlo para que no se piensen que tengo algo'', aseguró.