El artista negó todo.

Santiago Aysine, cantante de Salta La Banca, fue acusado en las redes sociales por diversas jóvenes de haber abusado de ellas. Todo inició en la tarde del miércoles cuando la usuaria de Twitter, @_SoleMerk2, publicó un texto en donde aseguraba que el músico la había besado y manoseado sin su consentimiento, cosa que ella en ese momento, por miedo y culpa, naturalizó. "Y así como hizo conmigo, pasó con otras pibas en diferentes noches. Lo naturalicé mucho tiempo porque fue algo mínimo y también porque era menor y creía que la que estaba mal era yo por estar ahí cuando no se podía", escribió la joven.

Con las redes sociales en llamas por la terrible acusación, el cantante realizó su descargo en diálogo con "Verguenza Ajena", el ciclo radial que se emite por Rock and Pop Córdoba. "Claramente esto empezó con una acusación falsa, de alguien que no conozco, y que no pasó. Hay mucha saña porque en esa acusación dicen que en principio quise robar un beso y es algo que no hice nunca en mi vida. Y tocar a alguien es una pavada enorme también. Por otra parte es tratarme como un idiota para hacer una cosa así en público porque si lo hiciera sería además de abusador un tarado", expresó el cantante.

"Me tomó por sorpresa, fue una locura. Hoy en día hay que preservar a las víctimas. Las mujeres tienen que denunciar y yo creo en todo esto que está pasando con la mujer, me presto al debate, nunca me hice el boludo y no lo voy a hacer ahora. No soy un abusador, jamás lo fui. Y todo lo que hice en mi vida fue consensuado. El resto se verá con el tiempo", agregó.

 

 

Luego analizó: "Creo que es un momento en el que es necesario que las mujeres digan cosas y caí en la volteada. Hay también un sensacionalismo con el tema. He peleado, fui agresivo, como cualquiera cuando se pelea, pero son cosas de mi vida privada. Esto lo que hizo fue levantar mucha tierra. Creo que está bien, hay que escuchar a las víctimas y yo tendré que salir a negarlo porque son cosas que nunca pasaron".

Finalmente contó cómo atraviesa la situación: "Me parece que es un momento de mierda para mí, pero supongo que también lo es para las pibas que sintieron eso, porque si lo dijeron es porque así lo sintieron", concluyó.