Corría el año 2012 y Calu Rivero estaba en un gran momento laboral: era parte de una de las ficciones más exitosas de Telefé, "Dulce Amor". A pesar de ello, la actriz decidió irse de la tira inesperadamente, para viajar a Estados Unidos.

Las razones de su desvinculación no habían quedado claras hasta que ella misma destapó la olla: "Pero yo fui parte de un acoso. A mí nadie me lo tiene que contar, yo lo viví en carne propia. De hecho, estoy escribiendo para poder sacármelo de encima. A mí eso me incomodó por mucho tiempo. Esto se tiene que acabar. A mí me modificó. Tres años dejé la actuación por eso. No voy a llevar el tema a la Justicia", dijo en diálogo con Catalina Dlugi. El hombre en cuestión es Juan Darthés, pareja en la ficción de Rivero. 

Rivero y Darthés, en "Dulce Amor"

A pesar de no querer "llevarlo a la Justicia" fue el mismo actor quien decidió hacerlo legal. Los actores se vieron en una audiencia de mediación, debido a una demanda que realizó Darthés al ver dañada su imagen. 

Luego de que no llegaran a un acuerdo, Rivero publicó unos días más tarde un extenso comunicado en Twitter, en el que expresa el malestar vivido: "Cinco años de silencio por no estar preparada para enfrentar la catarata de agravios que recibe quien pone en evidencia la conducta inapropiada de un galán, padre de familia, felizmente casado", comenzó la actriz. 

De su parte nunca hubo escucha, sensibilidad y receptividad ante mis insistentes reclamos

Sin nombrar a Darthés en ningún momento, hace alusión a su persona mediante descripciones: "A veces no necesitas una mano tapándote la boca o una pistola en la cabeza amenazándote para sentir que se acaba tu mundo. Más aún, cuando dicha persona pide en los medios que me retracte y que le pida disculpas públicas porque sino, me demandará por daños y perjuicios".

"Decidí cambiar mi pasaje y quedarme para encontrármelo cara a cara. Siempre necesité lo mismo: que me mirara a los ojos y me dijera: 'Perdón Calu, me equivoqué, no sé qué me pasó' o lo que sea que le salga y que pueda comprenderse como una disculpa. De su parte nunca hubo escucha, sensibilidad y receptividad ante mis insistentes reclamos de que #NOEsNO", continuó Rivero

La actriz finalizó con una frase contundente: "La verdad es poderosa porque sana. La verdad aparece solo si nos atrevemos a decirla. Ya lo hice. Ya no me callo más". 

El comunicado completo: