El 2018 no empezó de la mejor manera para Cacho Castaña. Luego de lanzar en televisión una aberrante frase, "si la violación es inevitable, relájate y goza", el cantante recibió el repudio de gran parte del ambiente artístico así como de muchísimas personas a través de las redes sociales.

El compositor publicó un video de disculpas y se encerró en su casa de Mar del Plata hasta que las aguas se calmen. En medio de este turbulento presente, el cantante fue acusado por una colega, Vicky Buchino, de haber vivido una situación desagradable en el pasado. 

La actriz y cantante decidió relatar con crudeza en una carta que publicó de Facebook cómo Cacho intentó acosarla durante su juventud. 

"Nos despedimos ante la promesa de hablar un par de días después y de repente, cuando me iba a bajar, me dijiste que esperara. Comenzaste a decirme que yo "te volvía loco", que "mi piel", mi "boca" y blah blah. Pero no te conformaste con eso, comenzaste a MASTURBARTE. En mi "face", mientras hablabas de mis 'atributos'", escribió Buchino.

Vicky estuvo en "Intrusos" para brindar más detalles sobre por qué decidió contar esto ahora. Mientras estaba al aire, la panelista del programa, Marcela Tauro, contó que Castaña, aconsejado por su círculo íntimo, tomó la decisión de llevar a su colega a la Justicia para que demuestre todo lo que dice. "Cacho sintió que su imagen está dañada", aseguró la periodista.

La intención del autor de "Café la Humedad" es demandar a Buchino por los daños y perjuicios sufridos, según él, como consecuencia de la calumnias e injurias de sus dichos públicos.