Brian Lanzelotta acaba de cumplir uno de los sueños más grandes de su vida: probar su paternidad. Un estudio de ADN reveló 99,9% de compatibilidad con el niño de 8 años que el cumbiero aseguraba que era su hijo.

En 2015 el cantante ingresó a Gran Hermano para ganar dinero y notoriedad ya que, para probar su paternidad necesitaba un abogado. Lo cierto es que su ex pareja no le permitía al artista acercarse al niño ni quería someterlo a ningún tipo de análisis, por lo que a Brian no le quedaba más alternativa que iniciar acciones legales.

El seis de este mes Lanzelotta logró el esperado ADN y este jueves se conoció el resultado: ¡Es padre de un nene de ocho años!

Invitado a Intrusos, el ex Gran Hermano expresó toda su alegría. "Ahora es el momento de recuperar el tiempo perdido, no tengo tiempo te guardar rencor o estar enojado", dijo refiriéndose a su antigua pareja y madre del niño.

"Desde que me levanté que no lo puedo creer, es en lo único que pienso, ayer no era nada y hoy soy papá. No sé cómo se hace eso. Estoy shockeado, el jueves estuve toda la tarde llorando pero no era de tristeza era por la lucha por todo lo que me costo y soñé con saber la verdad", relató.

"Yo quiero que el sea feliz, quiero que el nene esté bien que me dejen verlo y que me quiero eso nada más quiero", concluyó.