El periodista Marcelo Bonelli, compañero durante más de una década de Débora Pérez Volpin en El Trece, acusó al sanatorio La Trinidad de "empiojar la cosa" y "embarrar la cancha", luego de que una versión difundida por la empresa indicara que la conductora murió a causa de una "hepatitis importante" e ictericia.

"Más allá de esas versiones antojadizas y no oficiales de la clínica, lo concreto es que Débora estaba sana, que tenía un problema, por eso se internó, pero no por un problema para fallecer y morirse al otro día", aseguró Bonelli en su programa de Radio Mitre.

Débora y Marcelo, compañeros durante más de una década en la tele

Según una versión difundida por la noche por el diario Clarín, fuentes del sanatorio indicaron que Pérez Volpin llegó al centro médico con una "hepatitis importante, líquido en cavidad abdominal y alrededor del hígado, derrames en el tórax, principio de hipertensión portal e ictericia".

Por su parte, los médicos de la familia de la periodista y legisladora porteña analizaban junto a los abogados cuál sería la respuesta ante esa versión.

De acuerdo a la versión en off de La Trinidad, "Débora llegó al sanatorio con fuerte dolor abdominal y en la cintura, que venía arrastrando desde hacía tres semanas y por los que había sido tratada en forma ambulatoria por otros profesionales". Y resumieron que se trataba "de un cuadro complejo".

Bonelli, quien no pudo contener el llanto al relatar la muerte de su compañera de trabajo, salió contra esas versiones. "Los médicos después que falleció estuvieron diez minutos con los familiares y dijeron incoherencias o cosas como diciendo que esto es incomprensible. Se murió por algo concreto y la clínica, que ahora lanza versiones para tratar de empiojar la cosa, desde el minuto uno en vez de decir las cosas tal como son, dijo cosas muy muy vagas. Por eso todos estamos dolidos y queremos que la cosa se esclarezca", señaló.

12 años juntos en "Arriba argentinos"

Para el periodista, la clínica "tiró una versión que parece más para empiojar la investigación o para autojustificarse. Si efectivamente Débora tenía algo antes (el equipo del sanatorio) tendría que haberlo dicho el día martes. Además, si vos tenés hepatitis no es que te morís al otro día, la tratás a la hepatitis. La clínica tiene que ser un poco seria e informar, y prestarse al requerimiento de la Justicia y no tratar de embarrar la cancha".

Pérez Volpin, quien durante más de dos décadas fue una de las caras de El Trece y TN, murió el martes a los 50 años de edad mientras se realizaba una endoscopía. 

La justicia ya ordenó dos allanamientos al sanatorio La Trinidad en busca de pruebas que puedan aclarar lo que ocurrió con la periodista.