Ari Paluch está en el ojo de la tormenta. Luego de la denuncia de acoso sexual de la microfonista Ariana Charrúa a quien el conductor le tocó sus partes íntimas, sin querer según Paluch, se le sumaron varias mujeres más. 

Su colega, Beto Casella, opinó sobre la situación de Paluch en Por si las moscas: "Celebro que haya salido a la luz todo esto porque como dice un amigo psicólogo: 'el acosador necesita que lo detengan de alguna forma, sino no para', y esta es una fabulosa forma de detenerlo". 

Además, agregó: "Ya había derrapado la última vez con 'el que no salta se falopeó’ delante de 70 mil personas... Tanto que el club que lo contrató (Boca) dijo que no lo hacía más. Todo esto con una mezcla de Víctor Sueiro y Claudio María Domínguez es más fuerte todavía porque es lo que reprochan en estas horas 'uy, mirá al que escribía El Combustible Espiritual'".

El conductor de Bendita TV festejó que Charrúa haya declarado lo que le pasó con Paluch: "Bárbaro por la microfonista pero me parece tristísimo por la familia de Ari Paluch" y señaló: "Siempre va a haber algún que otro pavote que pregunte qué hizo, o que la cuestione por animarse a decirlo".