La vuelta de " Casados con Hijos" al teatro se hizo esperar tanto que al final por la pandemia de coronavirus no logró ver la luz. Sin embargo el proceso y las negociaciones del proyecto dejaron una fuerte polémica por resolver: la sorpresiva baja de Érica Rivas del elenco.

La obra había sido anunciada con sus protagonistas originales, pero de un momento al otro se conoció que quien interpretaba a la querida María Elena Fuseneco no formaría parte. Luego de que trascendieran varias versiones sobre lo ocurrido, la figura contó su verdad y disparó contra los autores de la ficción, Axel KuschevatzkyDiego Alarcón y Guillermo Francella.

"Lo que pedía era que buscáramos opiniones, una asesoría. Porque a mí me decían: 'Vos no te preocupes por vos, María Elena va a estar bien'. Pero no era un problema para mí, era también ver el contexto de ese personaje", recordó la artista en "Página 12" sobre su reclamo en cuanto a la adaptación de su papel a la actualidad. Y denunció que la producción además de no considerar su pedido la echó de la obra.

Ahora, Kuschevatzky salió a responderle y contó qué fue lo que ocurrió. "Me parece que en los procesos de armar proyectos siempre hay circunstancias, no todos tenemos por qué leer las cosas de la misma manera", consideró el guionista de Los Ángeles en comunicación con Juan Etchegoyen para "Mitre Live".

'  <a href='https://www.diarioshow.com/tags/Casados con Hijos'>Casados con Hijos</a>', la familia argentina más querida de la TV.
" Casados con Hijos", la familia argentina más querida de la TV.

Para el director de cine "cuando algo genera tanto interés, que siempre es positivo, también genera un montón de interpretaciones" y reconoció que le pasó con "todos los proyectos".

"Escuché tantas teorías como con 'Los Simuladores', ¿Se bancan o no?, cosas al estilo, entonces creo que hay que estar agradecido del interés de la gente", comparó reflexivo.

Mientras que en cuanto a la posibilidad de que " Casados con Hijos" pueda subirse al escenario, remarcó que "no es un proyecto que se pueda hacer con un aforo del 10 por ciento". "Yo me muero de ganas, pero sé lo mismo que saben ustedes, mi trabajo en la obra es ser autor. Las decisiones de la vuelta al teatro no son nuestras", manifestó.

Y cerró: "No soy yo el que tiene que responder esa pregunta. Nosotros estuvimos trabajando la obra y encontrándole el tono".