Este miércoles, la justicia le informó a la familia de Rocio Gancedo que la causa de la muerte de la mediática, quien falleció el 29 de noviembre de 2017, fue archivada y que además sobreseyeron al único imputado, el psicólogo Gervasió Díaz Castelli. 

La familia, como querellante, podría apelar al fallo pero decidió no hacerlo ya que entiende, además de no contar con los recursos económicos, "no podrá romper el cerco de connivencia entre la justicia y los letrados de la defensa que logró que la causa fuera 'cajoneada' durante más de 9 meses sin mostrar un solo avance en la estéril investigación".

"Es menester informarles a los medios así como a la opinión pública que si bien hasta el próximo día lunes 17 tenemos plazo para apelar éste triste dictamen, hemos decidido no hacerlo. No solo por el desgaste emocional y físico que produce nuestro duelo -sumado a la inacción de la justicia en la protección de la víctima y sus deudos-  sino porque tenemos claro y somos racionales al entender que no podemos luchar contra la justicia de los ricos", expresó la familia de Gancedo. 

"No podemos luchar contra la justicia de los ricos".

Más allá de los audios que se emitieron en los programas televisivos y radiales de los sugestivos diálogos del psicólogo con su paciente, la familia decidió hacer público algunos chats entre ambos personajes que comprobarían la relación. 

Como si fuera poco, Díaz Castelli habría formado parte de un chat familiar para llevar a cabo el cuidado y tratamiento de la modelo fallecida. 

Dichos chats también muestran cómo el psiquiatra habría intimado sexualmente con la ex "Gran Hermano" quien, en ese momento, padecía de un estado de salud vulnerable.