Ángela Torres se lució en la apertura de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, pero fue muy cuestionada por Eduardo Feinmann por haber usado un pañuelo verde a favor del aborto legal. 

"Emotiva sí, pero el Himno no se canta con el pañuelo verde abortero. Es una falta de respeto", comentó el periodista en Twitter. 

Y Ángela le había contestado: "Vos sos una falta de respeto, Feinmann".

Sin embargo, el cruce no quedó ahí porque el conductor volvió a atacar a la actriz en una nota que brindó en "Los Ángeles de la Mañana".

“Hubiera preferido que lo haga una soprano. Si se canta el Himno, no tiene que haber símbolos. Menos en una Olimpiada. Ni pañuelo verde, ni celeste. Es por una cuestión de respeto a los símbolos patrios”, manifestó. 

Luego fue más lapidario: “No la conozco. Me contaron que es una Lali Espósito devaluada”.

 
Por su parte, su madre Gloria Carrá salió a defenderla: “Vi el cruce y opino lo mismo que ella”.
 
"Angela es muy chiquita y a mí me conmueve mucho y me llena de orgullo”, continuó en el ciclo radial "Por si las moscas"
Luego aseguró: “Tiene convicciones fuertes y se posiciona desde un lugar muy genuino, no se vende por nada”.
 
Por último, destacó: "Hay muchísimas artistas que veo que se cuidan en sus redes y no sientan posición. En cambio Ángela no tiene problema y se posiciona con convicción”.