@jimegol20

Los estereotipos y parámetros de belleza que dominaron la industria de la moda durante tantos años ya no son los mismos. Ese peligroso mensaje que excluía a los cuerpos más allá del talle “small” parece haber quedado atrás gracias a acciones como la nueva ley de talles y una presencia cada vez más activa de modelos curvilíneas en pasarelas, revistas y campañas.

En esta nueva ola de diversidad e inclusión, las mujeres se animan más a incorporar prendas, colores y accesorios que sólo parecían permitidos para cuerpos de un metro ochenta de altura y cincuenta kilos. Para sumarse a la nueva tendencia sin perder elegancia, DiarioShow.com te ofrece una guía práctica de estilo para las mujeres que piensan la moda sin barreras de talles.

Amigate con tu cuerpo

La actitud lo es todo, una frase repetida hasta el cansancio pero que debe convertirse en un mantra personal. La verdadera belleza emana de las mujeres que aceptan sus cuerpos y los disfrutan. Los talles no son relevantes al estilo, lo que sí es necesario es conocer a fondo tu silueta, con las partes que desees destacar o aquellas que prefieras disimular. Al fin y al cabo, todo se trata de lograr una armonía o equilibrio con la ayuda de algunos trucos que dibujen formas, agreguen volumen o disimulen ciertas zonas.

Alessandra Rampolla con escote bote pronunciado y volados para centrar la atención en sus hombros y busto. La falda tubo contrasta y marca la cintura, estilizando la figura.

¿Cuál es tu estilo?

La era de seguir los mandatos que dictaba la moda quedó atrás. Cada mujer es distinta, como también lo es su vestuario. Si aún no tenés muy en claro cuál es tu estilo, dedicá unas horas para explorar tu ropero y definir lo que te gusta, lo que te queda bien y lo que no.

Cortes y largos

Una buena opción para estilizar cualquier tipo de cuerpo consiste en marcar la cintura. Incorporá prendas de tiro alto (falda midi, pantalones y jeans rectos o “pata de elefante”, etc.), cinturones anchos (los finitos agrandan) y vestidos con un corte o lazo en la cintura. El largo más favorecedor para prendas inferiores es al tobillo o a la rodilla. Además está muy presente en las colecciones actuales, por lo cual es fácil hacerse de un pantalón, vestido o falda con estas características.

Por otro lado, las camisas y blusas con botones, escote en v y mangas ¾ son algunos ítems que se adaptan mejor a las diferentes figuras femeninas. La versatilidad es una de sus mejores ventajas, un botón desabrochado y las mangas adaptables a cualquier largo combinan de forma armoniosa con las prendas de tiro alto. 

Marcela Tinayre con blusa en color, hombros al descubierto y volumen en mangas 3/4 + leggins negras por debajo de las rodillas para equilibrar la figura.

Paleta de colores

Si bien cada tipo de piel se lleva mejor con ciertos tonos, lo cierto es que los colores pueden ser excelentes aliados para lograr esos efectos ópticos que ayuden a resaltar los atributos que elijas o esconder aquellos que no te hagan sentir a gusto. Un mito con el que hay que romper tiene a un color clásico como protagonista. ¿Quién dijo que vestirse completamente de negro sea lo más favorecedor? Aunque es cierto que, como todo color oscuro, puede ayudar a restar volumen, el look “total black” desdibuja la silueta y endurece las facciones de la cara. En cambio, conviene optar por tonos grises, azules o violetas, aplicarlos en zonas determinadas para disimular; y luego equilibrar con otros colores o estampados vivos para poner la atención sobre los atributos que desees resaltar.

Marcela Tauro con un pantalón “bota de elefante” y tacos para alargar las piernas. Y cinturón + estampados laterales superiores para marcar la cintura y estilizar.

Jugá con los accesorios

La ropa más sencilla se puede transformar con sólo aplicar los accesorios apropiados. Pañuelos, collares, aros y pulseras pueden desviar o atraer la atención. Las muñecas suelen ser las zonas más finas y alargadas de todos los cuerpos, un set de pulseras diferentes o una bien gruesa ayudará a poner el foco en ellas. Y si, por ejemplo, preferís alargar tu cuello o disimular alguna arruguita, conviene usar collares largos y finitos en dorado o plateado, según el tono que mejor vaya con tu tono de piel.

Bonus track

El vestido cruzado, en especial los de mangas largas o 3/4, son los que más favorecen a los cuerpos curvilíneos e incluso a aquellos que necesiten agrandar las caderas o el busto. Para atar el lazo conviene siempre hacerlo de costado y nunca en el medio. Mientras que para complementar el look, el abrigo ideal será una campera de cuero con corte a la cintura.

Ver más productos

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos