@Rfilighera

"Mi único conocimiento en el tema es coser un botón”. De esta manera y con una franqueza brutal, Ximena Capristo se refería a su inminente participación en una nueva edición del programa “Corte y confección”, que con la conducción de Andrea Politti se verá por la pantalla de El Trece.

Así dadas las cosas, la actriz y vedette afirmó a DiarioShow.com que “si bien no tengo gran habilidad en esa área, se me presenta, entonces, como un nuevo desafío que instalado en el terreno de la competición, nos incentivará a doblegar los esfuerzos y a tratar de llevar adelante el mejor papel posible”.

A modo de páginas pintadas por el pincel de la evocación, Ximena trajo a colación la figura de su madre: “María Rosa fue un ser muy especial ya que yo realmente no tuve papá, y mi vieja cumplió, en definitiva, con ambos roles. Por otra parte, ella, casi me animaría a decirlo, fue una modista con perfiles profesionales. Me preparaba todos los disfraces que utilizaba en aquellos queribles desfiles de carnaval en la Avenida de Mayo. Me hacía todos los trajes y así podía convertirme en una dama de la alta sociedad con vestido largo, en una bailarina clásica y hasta me vestía como una flor”.

Para la popular figura se trataba de momentos arraigados en el sentimiento. “Esas noches de carnaval tenían un encanto mayúsculo, las comparsas con sus integrantes, el ir y venir de la gente por la calle, mucha serpentina, agua y nieve se convertían para una nena en una escenografía especial; todo parecía que formaba parte de un sueño que aún hoy en día se me presenta en atractivas postales de una etapa que sigue presente”.

Y así transcurrió la infancia de Ximena, junto a su mamá y Victoria, su hermana menor, quizás como viajantes nómades, alquilando con mucho esfuerzo y yendo, muchas veces, de barrio en barrio. San Telmo, San Cristóbal, La Paternal, Boedo fueron algunos de los barrios, en donde jugar con las muñecas con las otras chicas y la bicicleta en tiempos de verano se convertían en posibilidades ineludibles para el esparcimiento. “También me viene a la memoria cómo mi mamá preparó mi cumple de los 15 años. Disfrazó a todos los participantes con vestimentas cariocas y les dio forma a unas máscaras que se convirtieron en la gran atracción de todos los que habían concurrido”, agregó.

La casa está en orden. Gustavo, Félix y Ximena recibiendo el 2021 juntos.

“Y así, ya pasados los años, la experiencia de la vida suele, muchas veces, darnos un enorme cachetazo. Y ya siendo grande se empieza a reconocer todo lo que hicieron nuestros mayores por nosotros. En mi caso, mi mamá fue fundamental en todo, me brindó educación, me alimentó, me dio protección y, por sobre todas las cosas, mucho amor. Me apoyó en todo lo que pudo y en mucho más, también”. En esa dirección, Capristo señaló que “me incentivó, por otra parte, a participar del reality ‘Gran Hermano’. Yo estaba en la facultad y, además, estudiaba teatro y danzas. En realidad, no estaba muy convencida, pero ella me hizo cambiar de pensamiento: finalmente, hice el casting y quedé; a partir de ahí, mi vida hizo un giro trascendente”.

Ximena, mamá de Félix, de 3 años, confiesa que ha vuelto a reanudar el vínculo con su pareja Gustavo Conti, con quién cumplirá, próximamente, 20 años de relación. “Todo fue muy potente para nosotros, el amor, no tengo dudas, que permanecía intacto y en determinado momento reparé que seguir con cierto resentimiento o bronca no iba a ser saludable. Entonces comprendí que hay que saber perdonar y comenzamos de nuevo”.

Por R.F.