@AlessAgus

La cara repetida de la pantalla chica. Conocida por intervenir en ficciones como “Son de Fierro”, “Lobo”, “Dulce amor” y “Señores papis”, entre otras, Vanesa González se consagra como una de las actrices que no pasa de moda, pese a su bajo perfil para la mediatización.

Incansable soñadora, lucha por conseguir nuevos lugares en el medio artístico y desde el 31 de enero tiene una película en cartelera con su nombre: “Los últimos románticos”.

En la misma la acompaña Juan Minujín en un drama que toca temas muy palpables de la sociedad cotidiana. La morocha, que se define ante todo honesta, se animó sin tapujos a responder el cuestionario de DiarioShow.com.

 -¿En qué momento de tu vida te encontró la propuesta de hacer la película?

- Estaba en una crisis personal. Sabía que algo me estaba pasando pero no identificaba exactamente que era. Sobre todo, entendía que necesitaba cambiar algunas cosas, hacer movimientos en mi vida que iban a ser determinantes y muy importantes.

-¿En qué te desafió hacer a Flaca?

-Cualquier personaje que hago lo tomo como un desafío. Cada cual tiene sus particularidades y circunstancias y obvio siempre me planteo la duda de si lograré contar lo que quiere este personaje, en cada cosa que hago. Es todo muy subjetivo. Hay muchos puntos de vista para encarar un papel e incluso para contar lo mismo. En cine y en tele hay que tomar una decisión y seguir por ese camino. En cambio, en el teatro uno puede ir probando cada noche distintas facetas y caminos que nos pueden llevar al mismo resultado. Ahí se puede mostrar otro color. En el cine es decir "voy por acá", claramente siempre teniendo en cuenta la mirada de tus compañeros y el director, porque se trabaja en conjunto.

Vanesa González

-Flaca es disconforme, está cargada de responsabilidades y parece que no le diera mucha prioridad al amor. ¿Te identificás con algo de esto en tu vida personal?

-No -risas-. Bah, en realidad tengo muchas responsabilidades por los sueños que quiero cumplir y trabajo mucho para eso, de hecho no soy de conformarme con lo que sucede sino que trato de lograr siempre lo que quiero y pongo el foco ahí. Pero también le doy prioridad al amor, para mí es un aspecto fundamental para poder llevar a cabo todo y conectarme con lo que me gusta. Por otro lado, reconozco que soy bastante de ir de frente, tengo un carácter muy fuerte y me planto, pongo todo sobre la mesa. Pero no lo vinculo ni un poco a la mala onda que tiene mi personaje -risas-. -Uno de los temas que aborda la película es la codicia y ambición.

¿Alguna vez te jugaron una mala pasada? ¿Las ves reflejadas en la sociedad?

-Varias veces me jugaron una mala pasada. Muchas veces de gente cercana, otras no tanto, pero las más dolorosas siempre fueron con las personas más queridas. Veo la codicia y ambición lamentablemente en todos los terrenos. Desde una situación familiar, hasta en una cola de banco. En los pequeños comportamientos y reacciones de la gente lo noto, no lo achaco solo al dinero.

La actriz Vanesa González habló sobre su carrera como actriz.

-Una de las consignas de la película es que “todos merecen una segunda oportunidad”. ¿Creés en ellas? ¿Cuándo te hizo falta darlas?

-Habiéndolas dado, debería no creer más. Pero sigo apoyándolas. Creo que no son tantas las oportunidades para quien uno se las da, sino que pasa más por una necesidad propia, por lo menos así me pasó. Las necesité dar, para aprender yo. Me pasó en el amor, en lo laboral y tendría que decir "no creo más", pero seguramente las siga dando, precisamente, porque me hacen crecer.

-¿Qué es lo que más disfrutás de actuar en cine?

-La paso bien actuando en general. Para mi no hay distinción entre teatro, cine o televisión. Me pasa que, a la hora de ejecutar el disfrute, es lo mismo en qué medio me encuentre. Obvio tengo mis preferencias, pero creo que la paso bien buscando el proceso, pensando en herramientas para enriquecer a los personajes, darles vida y hacerlos hablar.

-¿Cuáles son tus próximos proyectos laborales?

-Ahora estoy haciendo la serie sobre la vida de Carlos Tevez que se llama “Apache” y este mes empiezo a ensayar “Las de Barranco”, una obra de Gregorio de Laferrere.

-¿Qué esperás de este año?

-Más tolerancia a nivel social para que podamos superar los problemas, tanto a nivel país como en el mundo. Me gustaría que haya más puestos laborales, que se pueda vivir mejor y que las familias no sufran tanto el día a día para poder comer y llegar a fin de mes.

-¿Qué opinás del crecimiento de las series y microficciones para la televisión y en Netflix? ¿Alguna que te haya gustado mucho?

- Soy muy consumidora de Netflix. Está buenísimo, es una posibilidad de trabajo enorme para actores, directores, productores, técnicos, es una máquina generadora de laburo. Además la gente consume las ficciones cuando lo deciden, cuando tienen tiempo y eso es clave. Series que me encantaron fueron “Homeland”, “Dr. Foster” y ahora estoy mirando una que me vuelve loca, “Perros de Berlín”.

Vanesa es fan de la serie "Los perros de Berlín", de Netflix.

-Como actriz, ¿en qué estado notás a la televisión nacional?

-Si bien creo que hay grandes profesionales, me parece que hay un problema muy serio con la sobreexposición. Lo mediático se está comiendo todo. Los conflictos sociales más profundos se están transformando en un dato menor porque se ponen los egos por delante. Eso nos complica, nos venda los ojos para ir al nucleo real de las cuestiones, nos marea y nos retrasa. Con esto que digo estoy trascendiendo el hecho de que haya menos ficciones o la calidad cultural de los programas, me parece que es peligroso el nivel de sobreexposición que se genera de cada cosa. Se está generando un alimento al morbo muy complicado.

Ping pong

-¿Te declarás feminista?

- Si, totalmente.

-¿Qué te pone de malhumor?

- La gente engreída y los constructores de monstruos.

-¿Qué es lo que más te cuesta como actriz?

- Participar de los eventos que se organizan en el medio. -¿Cuál es tu mejor virtud y tu peor defecto?

- Ambos aspectos tienen una respuesta común: no puedo mentir. -¿Qué no cambiarías de tu vida?

- Supongo que esa energía constante de buscar dentro de mí. -¿En qué creés? - En el amor, en el deseo y en la risa.

-¿Vivirías un poliamor?

- Por el momento no, porque no estoy preparada.

-¿Tu actividad preferida?

- Me gusta mucho entrenar, hacer gimnasia y escuchar música mientras lo hago. También pasear a mi perro y jugar juntos en la plaza.

-¿Qué es lo más loco que siempre quisiste hacer y no te animás?

- Irme a vivir un tiempo a otro país y tomar clases de baile.

-La sociedad argentina en una palabra

- Bueno, me la voy a jugar por una respuesta positiva: joven.

Ver más productos

San Margarito Flores, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Margarito Flores

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos